Preguntas y respuestas sobre el mundo de lo paranormal - FAQ

Principal | Preguntas frecuentes | El lector pregunta | Experiencias personales críticas | Quiénes somos

Preguntas frecuentes (FAQ): Misterios - Las caras de Bélmez

Cuenta la leyenda que el 23 de agosto de 1971 se apareció una cara misteriosa en el suelo de la cocina de María Gómez Cámara, habitante de un pueblo de Jaén, Bélmez de la Moraleda. La leyenda dice que la dueña de la casa salió corriendo asustada, que picaron la cara del suelo y la cara volvió a salir. En torno a todo eso se ha creado un mito gigantesco, "un desafío a la ciencia". El desafío, no obstante, es a la razón. ¿Cómo un fraude tan burdo ha podido mantenerse durante tanto tiempo como "el mayor misterio paranormal de toda la historia?"

  1. ¿Qué son las caras de Bélmez?
  2. ¿En qué condiciones salió la primera cara?
  3. ¿Se han analizado las caras para ver si están pintadas?
  4. Tú no has estado en Bélmez y no has visto las caras, ¿cómo puedes opinar tan alegremente que son un fraude?
  5. A mí me han dicho que el CSIC las analizó y certificó que eran paranormales porque no encontraron restos de sales de plata, ¿es eso cierto?
  6. Pero precintaron la casa ante notario y salieron más caras, ¿qué vas a decir a eso?
  7. Tal vez Ramos Perera se refiera al precintado que hizo Germán de Argumosa cuando dice que vio a María Gómez fregando el suelo.
  8. ¡Pero salió la "Dama de la copa" en la cocina!
  9. Hubo una conspiración del gobierno para acabar con el fenómeno.
  10. María Gómez no ganaba nada con esto.
  11. Hay rumores de que en "La Pava" se aprecian trazos de pincel, ¿qué hay de cierto en esto?
  12. Pero ahora han salido nuevas caras en otra casa, ¿qué dices a eso?
  13. ¿Quién es Francisco Máñez? ¿Por qué es atacado constantemente?
  14. Iban a analizar las nuevas caras, ¿qué se sabe de eso?
  15. Información adicional

P: ¿Qué son las caras de Bélmez?

Las caras de Bélmez son unos rostros presuntamente misteriosos que se aparecen en el suelo de la cocina de la casa de María Gómez Cámara en un pueblo de Jaén, Bélmez de la Moraleda. En los orígenes eran bastante definidos, pero con el tiempo, las nuevas "apariciones" han ido perdiendo bastante calidad en los trazos.

El primero de ellos fue el más famoso, "La pava". Cuentan que salió en la cocina de María Gómez Cámara mientras cocinaba, el 23 de agosto del año 1971.

P: ¿En qué condiciones salió la primera cara?

Hay historias para todos los gustos. Todas coinciden en que en el momento en que se descubre la primera cara, María estaba aquejada de fiebres de Malta, pero difieren en detalles menores que quizá no sean relevantes. Así, unos cuentan que la cara la vio el nieto de María, que señaló al suelo y entonces fue cuando la vio la mujer. Otros cuentan, sin embargo, que la mujer cocinaba cuando de repente la vio, y se asustó mucho y salió a la calle corriendo a pedir ayuda. En otra cuentan que el nieto se puso a llorar, la mujer vio la cara y salió corriendo gritando "¡una cara, una cara!".

De lo que no queda duda, pues, es de la fecha "oficial", el 23 de agosto de 1971, así como de que en aquella ocasión, María Gómez Cámara sufría de fiebres. Ella cocinaba y la cara estaba en el suelo donde estaba el fogón.

P: ¿Se han analizado las caras para ver si están pintadas?

Sí, se han hecho análisis. Pero los resultados y las conclusiones han sido continuamente falseados y manipulados por los misteriólogos. El más popular ha sido el de J.J. Alonso, miembro del CSIC ("Consejo Superior de Investigaciones Científicas"), a la teleplastia conocida como "el pelao". Los misteriólogos siempre se agarran a que en dicho informe se descarta la presencia de nitratos, pues una hipótesis fue que las caras se pintaron con sales de plata. Sin embargo, este informe realmente descarta la presencia de la plata, pero también se detalla la presencia de otras sustancias que bien pudieron emplearse para pintar la cara (melanocrato), así como el perfil de la huella de zapato del 39 que se nota en la figura.

Aquí tenéis una copia on-line del informe del CSIC para verificarlo.

P: Tú no has estado en Bélmez y no has visto las caras, ¿cómo puedes opinar tan alegremente que son un fraude?

Este es un argumento muy típico entre los pseudocientíficos que, además, demuestra su ignorancia sobre lo que los críticos han hecho o dejado de hacer. No es necesario acudir a un lugar para documentarse sobre todo lo sucedido y poder así emitir una opinión.

Lola Cárdenas Luque responde a título personal esta cuestión: Yo he estado en Bélmez y he visto las caras, tanto las viejas como las nuevas. Mi visita no ha cambiado en nada mi opinión al respecto: no necesitaba verlas para documentarme y poder opinar que hay motivos más que fundados para sospechar de fraude. A título personal también invito a permanecer atentos a esta sección, pues se publicará una historia que tiene mucho que ver con esta pregunta. Si los testimonios son tan importantes y valiosos, entiendo que el mío tiene entonces el mismo peso que el resto.

P: A mí me han dicho que el CSIC las analizó y certificó que eran paranormales porque no encontraron restos de sales de plata, ¿es eso cierto?

Esto es media verdad y, además, a medias, lo que, en muchos sentidos, es peor que una mentira completa. Es media verdad porque, sí, el CSIC no encontró restos de sales de plata, pero la otra mitad que es falsa es que certificó que fueran paranormales. No es así, desde el CSIC nunca se ha dicho que las caras de Bélmez fueran paranormales. Pero además, la parte que es verdad, que no se encontraron sales de plata, habla sólo de la mitad de la información. Como se ha comentado en una cuestión anterior, se detalla la presencia de otras sustancias que bien pudieron emplearse para pintar la cara (melanocrato), así como el perfil de la huella de zapato del 39 que se nota en la figura.

Volvemos a enlazar con una copia on-line del informe para verificarlo.

El Laboratorio de Cerámica y Vidrio del CSIC también realizó otro análisis de unas muestras recogidas y enviadas por el Padre Pilón, conocido parapsicólogo. Tampoco se trata de un análisis realizado a iniciativa del CSIC: el laboratorio se limitó a analizar unas muestras en cuya recogida no había tenido nada que ver, hasta el punto de que en el análisis se comenta que las muestras son demasiado reducidas y que han sido remitidas de una manera bastante poco adecuada: en un sobre de correos y en un sobrecito de azúcar (de los que dan en las cafeterías).

En este análisis tampoco aparecen sales de plata, pero no es cierto, como se ha dicho en muchas ocasiones, que no aparezcan tampoco restos de pintura. El CSIC se limita a indicar los elementos encontrados en las muestras, sin especular sobre su origen, pero llama la atención la presencia de diversos cationes (plomo, zinc, cromo...) que en aquella época eran muy empleados para la fabricación de pintura.

En resumen, el CSIC no sólo no ha certificado nunca que las caras de Bélmez sean un fenómeno paranormal, sino que da algunas pistas que permiten sospechar todo lo contrario.

P: Pero precintaron la casa ante notario y salieron más caras, ¿qué vas a decir a eso?

Que otra vez es una verdad a medias, como máximo.

El 23 de julio de 1973 la cocina de la casa fue precintada en presencia del Notario de Huelma D. Antonio Palacios Luque, quien también levantó acta del desprecintado el 12 de septiembre del mismo año. Pero nada más: en las actas no figura ninguna mención a que aparecieran más caras o que las que había se hubiesen modificado. El Notario se limita a decir que los precintos "en general (sic), se encuentran en el mismo estado" que cuando se colocaron, pero nada más.

El comentario de que aparecieron nuevas caras durante el precintado proviene de varios testigos, que incluso aseguran que el notario, al ver lo que había pasado, "salió espantado de allí". Lo malo es que el propio Notario no parece estar de acuerdo con esta versión. Según explicó en una entrevista concedida a Iker Jiménez y Lorenzo Fernández Bueno, "Lo cierto y verdad es que entre las figuras precedentes y posteriores había habido variaciones. Pero no era eso lo más llamativo. Es que como a María se le cerró esa habitación, le dieron dinero y construyó una segunda cocina, y en ella empezaron a salir caras significativas -"la dama de la copa"-". De hecho, añade que "Aparecieron más caras en la nueva cocina y casi resulta irrelevante lo que ocurrió en la otra" (las negritas son nuestras).

Por otro lado, hay que comentar un hecho muy curioso: en su acta de 23 de julio, el Notario protocoliza una serie de fotografías del suelo de la cocina tomadas justo antes de precintarla, pero no se ha publicado ninguna fotografía del momento del desprecintado. Si el Notario hubiese protocolizado una serie de fotografías tomadas justo después de desprecintar la cocina, al menos hubiésemos tenido alguna prueba documental de que se habían producido estos cambios, pero como no se hizo (o si se hizo, nunca se ha publicado), las únicas evidencia de que realmente hubo esos cambios en las Caras son las declaraciones de los testigos, que además son bastante contradictorias entre sí.

P: Tal vez Ramos Perera se refiera al precintado que hizo Germán de Argumosa cuando dice que vio a María Gómez fregando el suelo.

En la entrevista, que puede leerse íntegramente aquí, Ramos Perera asegura que ocurrió durante el precintaje del notario. En concreto dice que:

"La decepción final, fue cuando escuché lo del precinto notarial. Tenía que acudir a un congreso en Andalucía y me desvié para ver cómo se había precintado aquello. Y mi sorpresa era que encontré a María de rodillas, fregando el suelo. Había recogido los precintos con los que el notario había dado fe de que aquello se había sellado. Luego, algún tipo ridículo ha asegurado que yo dije que metieron por debajo una alfombra y pegaron una cara. Eso es una cosa estúpida que jamás he dicho. Lo que sí he afirmado es que descubrí a la señora María con los precintos levantados y fregando el suelo. Y tampoco he dicho que estuviera pintando sino fregando."

Lo curioso es que las mismas personas que están dispuestas a aceptar tranquilamente que las caras cambiaron durante el precintaje basándose sólo en algunos testimonios (además, con contradicciones entre sí) se nieguen a aceptar que María Gómez pudo haber levantado los precintos del Notario porque la única prueba de esto es... exacto: otro testimonio.

P: ¡Pero salió la "Dama de la copa" en la cocina!

Como hemos indicado anteriormente, la "Dama de la copa" salió en la cocina... nueva. La que se habilitó en la antigua cuadra de la casa mientras la cocina antigua estaba precintada.

P: María Gómez no ganaba nada con esto.

Según informaciones de la prensa de la época, la familia de María Gómez llegó a ingresar más de 250.000 pesetas (de la época) en su cartilla de ahorro gracias a las caras. Y en la primera noticia periodística sobre las caras aparece María Gómez vendiendo fotografías de "la pava". Según la prensa, las fotos se vendían en un principio a 5 pts. y conforme fue aumentando el número de curiosos que visitaban la casa el precio aumentó a 10 y hasta 15 pesetas (recordemos que estamos hablando de principios de los años 1970).

Por otra parte, incluso algunos "investigadores" de lo paranormal se han quejado de que la familia dueña de la casa ha llegado a pedir hasta 600.000 pts. para autorizar la grabación de un reportaje para televisión.

P: Hay rumores de que en "La Pava" se aprecian trazos de pincel, ¿qué hay de cierto en esto?

Muchas de las personas que han podido examinar de cerca "La Pava" aseguran que los trazos de pincel son perfectamente visibles. Los investigadores Joaquín Abenza y María José García Hernández han llegado a publicar fotografías que permiten apreciarlos, en este interesante artículo.

En ese mismo artículo, Joaquín Abenza y María José García Hernández desmienten otro rumor: que las "pupilas" de "La Pava" se contraen al recibir una luz directa.

Nuevamente, si tenemos que dar valor a todos los testimonios por igual, Lola Cárdenas vuelve a aportarnos el suyo de su visita: Si te acercas a menos de 20 centímetros del cristal que cubre a "La Pava", se aprecia claramente el trazado del pincel en la ceja derecha. En las fotografías no se puede ver bien precisamente por el reflejo del cristal cuando se toma la instantánea. Tal vez eso tenga algo que ver con la tozudez en no retirar el cristal.

Información adicional

Datos, datos, datos. A continuación tienes una selección de contenidos críticos con las caras de Bélmez.

Especial sobre Bélmez de "El escéptico digital"
Las caras de Bélmez en las jornadas SEIP de parapsicología: una visión crítica de la ponencia y repaso histórico al fenómeno, refutando uno a uno los puntos que los misteriólogos suelen esgrimir como "argumentos".
Las nuevas caras de Bélmez no son de origen paranormal
Especial sobre Bélmez en la web de Francisco Máñez.

En Magonia:
Muere la dueña de la casa de las caras de Bélmez. ¿Se acabó el misterio?
Bélmez, ¿habrá análisis científicos alguna vez?
Una lectura imprescindible sobre las caras de Bélmez
Caras bajo sospecha
Trolas del escándalo de las caras de Bélmez
"Las caras de Bélmez son auténticas", sentenciaba Iker Jiménez en una 'exclusiva mundial' en 1997
El año de 'Pensar', del golpe de gracia a Bélmez y de las bitácoras escépticas
El misterio de las caras de Bélmez, al descubierto en la revista 'Pensar'
Bélmez de la Moraleda, ¿dónde están las demandas matarile-rile-rile...?

En "El retorno de los charlatanes" (relativo a las caras nuevas):
Las caras de Bélmez y la coartada paranormal
Sigue la cara dando (euros)
Las supercalifrikilísticas teleplastias y los hongos alucinógenos
Mal empieza la semana...
El mentiroso, la alcaldesa y las caras duras
El fantástico mundo del circo de las caras de Bélmez
El circo de Pedro y María

En "Bajo el volcán":
A vueltas con "La Pava" (pequeño misterio desmentido)
¡Nuevo! Kit de Teleplastias ACME ®

En "Razones para dudar":
Los caras de Bélmez
Las "pruebas" que ¿avalan? la paranormalidad de las caras de Bélmez

Y más que iremos poniendo. Esta página está en permanente ampliación, no te olvides de visitarnos periódicamente.

Atrás a "Misterios"

Copyright (c) 2005 - Red por el pensamiento crítico